Your Menu

 

Installation Instructions

Los Seven Teens / Los Reyes del Twist



Los Seven Teens
Los Seven Teens (llamados también 'Los Reyes del Twist') son oriundos de Ciudad Juarez, Chihuahua.

En esta agrupación tocó casi toda la familia de Cuco Valtierra (QEPD). 

Sus hermanos Manuel y Gilberto, llegan al Distrito Federal en 1964 e inmediatamente son contratados por discos Musart.

Acompañan como grupo, a cantantes como Angelica María, Manolo Muñoz y Alberto Vázquez, entre otros.

LP Los Seven Teens
Llegan a grabar sólamente 3 discos de larga duración y se regresan a su ciudad natal, aunque siguen vigentes hoy día. 

Sus LP's son los siguientes:

  • LOS REYES DEL TWIST MUSART D-690 1962 
  • LOS SEVEN TEENS MUSART D-772 1962
  • ALEGRIA DE JUVENTUD MUSART D-876 1963 
Atentamente: Arturo Lara (para cualquier duda o aclaración, pueden dirigirse tambien al correo laraloz@yahoo.es)

Les dejo a continuación los nombres de los integrantes del grupo:

  • Manuel Valtierra
  • Salvador Ramírez
  • Mario Domínguez
  • Jorge Arriaga
  • Gilberto Valtierra
  • Arturo Salas y
  • Carlos Molinar
  • Los Seven Teens, Hnas Navarro, Manolo Muñoz, Malu Reyes, chino estrada

Los Seven Teens con Manolo Muñoz

Más allá del rock

Un nuevo proyecto experimental en el rock, que tiene una propuesta distinta a la corriente del género a nivel nacional, verá la luz el próximo verano.

Erick Frías, uno de los músicos más destacados en esta frontera es apoyado por el guitarrista César López, mejor conocido como “El Vampiro”, ícono del rock mexicano, en la producción de un disco con diez temas originales.
Todo empezó con un cover de Soda Stereo. La hiperactividad creativa de Frías lo llevó a crear una versión alucinante de Persiana Americana, y en su ocurrencia invitó a El Vampiro, ex integrante de Maná, Azul Violeta y Jaguares.

Aunque aún el proyecto carece de nombre, varios músicos juarenses ya se incorporaron en el trabajo de post-producción, grabación de instrumentos que faltan y masterización.
Locura creativa “Erick tardó como 20 años para llegar aquí”, bromea César, admirador de The Beatles y Pink Floyd.
El Vampiro reconoce la calidad de lo que se produce en Juárez, especialmente la explosividad creativa de Frías.
“Lo que pasa es que siempre ando grabando con varias bandas y me di cuenta que la música de Erick no siempre se encuentra en este país.
No sé qué le dieron de chiquito, qué comió y cómo se desarrolló pero seguro hubo algo fuerte que lo impulsó a llegar hasta acá”, agrega durante una entrevista realizada en el estudio donde dan vida al disco.
Con la sencillez que lo caracteriza, el ex guitarrista de Azul Violeta que ha participado en decenas de proyectos en todo el país, habla también de la importancia y la sincronía espiritual y musical.

“Me gustó mucho su locura. Creo que hubo una comunicación a otro nivel, otra dimensión y pues estamos trabajando en esta locura. Esperamos que haya otros locos como nosotros, así como El Pony (uno de los músicos juarenses que labora en el proyecto), expresa El Vampiro.
La música va más allá de la técnica, es algo que tiene que ver más con la sustancia y efecto, siendo prueba de esto lo que argumenta Erick.
“En cuestión artística, fue un amor a primera vista. No me canso de repetir, para mí “El Vampiro” es mi media naranja musical. Ha habido muy poca gente que ha sido sensible a lo que hago porque no son temas orientados a encuadrar dentro del gusto colectivo.
Siempre ha sido muy personal el tema de la composición para mí y cuando lo invitamos a grabar el cover de rock;Persiana Americana;, fue mera mercadotecnia, algo así como hacer un gran cover con El Vampiro que iba a tener un gran resultado con la promoción”, expresa con la sinceridad a flor de piel.
Más allá de lo musical, las pequeñas historias y experiencias personales durante las horas de grabación, forman una especie de;big bang; creativo. Nada más cierto.
“Cuando le enseñé mi material me llevé una agradable sorpresa. No pensé dos veces en dejarlo que hiciera lo que se le viniera en gana con las canciones y ha valido la pena porque han alcanzado un nivel que nunca imaginé llegaran a tener”, platica Erick emocionado.
Asegura que lejos de la complejidad y esas cosas que a veces persiguen los músicos, sustancia es lo más importante, el alma que la mueve y motiva a existir y eso se da con la comunión entre los músicos.
El Vampiro es una persona muy experimental y me ayudó a explotar mi creatividad, a crear sobre lo que él creó. Ahorita estamos muy contentos con este material y la sorpresa es que nos entendimos muy bien, pese a que él es un músico con mucha trayectoria y toda la experiencia del mundo”, añade.
Lo importante, dice Erick, fue que la idea musical se plasmó como era.
“Mi sueño no era tocar en conciertos masivos sino ver materializados mis sueños, mi material, con este nivel y profundidad que tiene”, comenta.
El arte y el rescate del tejido social

Ciudad Juárez atravesó hace poco por su peor época de crisis social y de violencia
Para ambos músicos el papel que desempeña el arte en el proceso de sanación es muy importante y creen que el resultado de esto es la producción de esperanza.
“Yo no me considero el artista más experimentado ni mejor de Juárez, y si tuve la oportunidad de que el señor viniera a la ciudad y fuera tan sensible a lo que hago, yo creo que muchos de nosotros, de los compañeros que andan en la escena local del arte, músicos, poetas, actores, escultores y pintores, están levantando la mano para decir aquí estamos”, expone Frías.
Desde su punto de vista es hora de que la ciudad no solo sea vista en el mundo gracias a eventos desagradables, sino por todo lo que se está haciendo en Juárez.
“Es bueno que el mundo voltee a vernos con otra idea de lo que somos. Tenemos una identidad muy peculiar, la gente de Juárez es muy buena onda, no hay elitismo, porque aquí todos nos codeamos con todos”

Erick y César coinciden en que el arte, lejos de ser un accesorio, es algo que nos vincula con la trascendencia y la divinidad.
El Vampiro y Ciudad Juárez
Ciudad Juárez representa para el guitarrista mexicano no solo un punto de encuentro sino de partida en su carrera.
“Aquí en Juárez tuve mi primera tocada fuera de Guadalajara. Cuando iniciamos con Maná nuestras tocadas nacionales eran en Zapopan, y llegar a Juárez pues era prácticamente una gira internacional”, mientras Erick y El Pony sueltan una carcajada.
Fue la primera tocada, expresa el guitarrista nacido en Guadalajara, la recuerdo mucho, aquí en Juárez empezó a crecer Maná.
Erick invitó finalmente a los rockeros juarenses a estar pendientes este verano cuando salga el disco de este proyecto.

El músico juarense Erick Frías y el ex guitarrista de Maná y Jaguares, César López, mejor conocido como "El Vampiro", hablan de un gran experimento que verá la luz este veranohttp://goo.gl/wcKubM

Posted by rockotitlan norte on lunes 28 de marzo